Otro simple trozo de tela

En Mali, las mujeres cargan a niños muy pequeños en el torso, con un lienzo rectangular parecido a un pareo llamado Kanga. En este video, el bebé duerme mientras las mujeres muelen el grano y cantan.

¡Nos vemos en la reunión de mañana!

Anuncios

Un simple trozo de tela

Hablemos de soltura y sencillez; lo que logra la práctica. El bebé está relajado porque conoce el proceso, y la economía de movimientos de la mamá es asombrosa. Mamá y bebé seguros y contentos. : )

El nudo corredizo para rebozo o fular

El corredizo es un nudo ajustable y básico, especialmente cuando utilizamos el rebozo tradicional en bandolera. Un nido corredizo bien hecho nos permite usar nuestro humilde rebozo con la misma soltura que un cargador de anillos, ya que permite ajustar independientemente los bordes superior e inferior.

Básicamente, la idea es anudar el extremo de abajo alrededor del extremo de arriba. Así, conseguimos un nudo que aguanta el peso sin soltarse, pero que podemos deslizar hacia arriba y hacia abajo conforme lo necesitemos.

Es importante tener en cuenta que este nudo no funcionará perfectamente con algunos tejidos, especialmente los muy satinados, por lo que prueba primero. A mí me funcionaba perfectamente con un clásico rebozo de bolita, pero con otros menos delgados pero más viscosos se me resbala; como siempre, es cuestión de probar. Si no queda fijo, es mejor usar un nudo cuadrado o incorporar un par de anillos.

Video original de Kangura Portabebés

Doble hamaca a la espalda con rebozo largo o fular tejido

PRECAUCIÓN: Siempre usa un fular tejido o sin elasticidad para los nudos a la espalda. El fular elástico nunca debe emplearse para realizar un amarre en la espalda, porque puede ser peligroso. Es imposible apretar un fular elástico lo suficiente para asegurar que la tela no ceda en la dirección equivocada. Además, los bebés mayores pueden empujar contra la resistencia de la tela al recargarse o inclinarse y ‘vencerla’; incluiré más información y demostraciones en un post próximo sobre los distintos tipos de fulares.

Éste es un amarre a la espalda increíble con el rebozo largo o fular, ¡yo lo amo! Al principio me daba miedo porque a diferencia de otros amarres, no empieza con la parte central del fular sobre el bebé, además de que lleva una faja al pecho, todo lo cual me parecía muy complicado; sin embargo, éste fue el primer nudo que me salió bien y es el que más uso. Me gusta que me deja al niño muy alto en la espalda sin aflojarse; tengo los hombros y brazos libres, el peso queda distribuido por todo el torso, y en resumen es el que más uso para hacer el quehacer y también casi siempre para salir. Para mí, no tiene desventajas.

Este amarre se hace con un fular tejido de al menos 4.6 m de largo. Si quieres terminar estilo tibetano, es necesaria una longitud aún mayor. Para explicarlo, encontré este video creado por una de las super mujeres en Red Canguro.

–Esta mamá extiende bien un borde bajo el asiento del bebé y luego se pasa el otro borde de la mano derecha a la izquierda para traerla sobre su hombro como si fuera una toalla y se quisiera secar la espalda. Así, la tela sube ya tensa y extendida y cubre fácilmente la espalda del bebé en vez de hacerse bolas abajo.

–Una vez hecho el pase sobre el segundo hombro, con el bebé bien soportado y una tira larga sobre cada hombro, me enderezo y tiro de ambos extremos con los brazos estirados en forma de V (como Batman) a la vez que me muevo y reboto un poco para alisar y apretar bien la tela alrededor del crío. Recuerda que la parte de la faja debe quedar bien tensa para que soporte el peso como debe ser.

–En ambos videos es interesante observar cómo las mamás acomodan con todo cuidado la tela sobre los hombros, plegándola dos veces sobre sí misma para que quede bien plana. Esto se vuelve más importante conforme mayor es el bebé y pesa más; si las correas no están bien acomodadas, después de un rato comenzarán a encajarse dolorosamente. Yo más bien le doy unas vueltas a los extremos para que tomen forma de rollo y así lo amarro, pero probablemente esto cambie en el futuro cuando San se ponga más pesado.

–Para terminar, se cruzan los dos extremos bajo el trasero del bebé y se traen al frente por debajo de las piernitas para hacer un nudo a la cintura o cruzarlos en tibetano. Este último pase bajo las piernas siempre es importante, porque es el que levanta por último las rodillas del niño para que quede bien sentado. Es más, cuando termino de amarrar yo presiono hacia arriba las plantas de los pies de San para levantarle más las rodillas y sumirlo más en el asiento.

Pronto me haré de una cámara para filmar mi propia demostración de la doble hamaca, entretanto aquí la llevo con mi San (disculpen mis cuatro papadas). ¡Listos para subir a tender!

Semana Internacional del Porteo en Brazos (Babywearing) alrededor del Mundo

En Hungría

¿Qué es eso? Miren con atención… ¡es el portabebé más largo del mundo! Para arrancar con las celebraciones en la Semana Internacional del Porteo en Brazos 2009 en Hungría, los amantes del babywearing en la ciudad de Budapest sostuvieron sus fulares extremo contra extremo sobre un puente que cruza el Danubio. ¡Las telas cubrieron todo el ancho del río!

En Moldova

Los portadores de bebés en Moldova organizaron una preciosa exposición fotográfica. Pueden ver el montaje que se hizo de las imágenes aquí, junto con una demostración del nudo de canguro a la espalda con un fular. Encuentren la exposición completa en línea en www.closenoughtokiss.net.

Los babywearers de Moldova celebraron el prosop, su tela nacional para cargar –descrito por la organizadora Geta Rascuic como un “manto de gitana”– con la organización de una clase maestra sobre el porteo con el prosop y un desfile de modas en un centro comercial. Pueden ver aquí el video del desfile de modas.

En Rusia

Vean cómo los miembros de Baby Carriers Downunder se ponen a sus bebés en la espalda con fulares portabebés y mei tais para dar un paseo por la bulliciosa ciudad de Brisbane. ¡Podrán observar muchas técnicas de porteo excelentes en este video!

artículo original en: http://babywearinginternational.org/pages/ibw09features.php

Cruz envolvente al frente con bolsillo por dentro

Ésta es la versión en fular tejido del mismo amarre que vimos en el video del papá sexy en Noruega con un fular elástico. Permite llevar a un bebé más pesadito sentado contra el pecho y distribuye uniformemente el peso en los dos hombros, por lo que es muy cómodo. Se puede llevar al bebé así desde recién nacido. Para realizarlo, se necesita un fular elástico o tejido bastante largo, de al menos 4.5 metros.

Esta posición a mí me sirve mucho para tranquilizar y apapachar a mi bebito cuando tiene sueño o se siente mal, y también lo puedo aflojar un poco para amamantar discretamente. Cuando era más pequeño era ideal para todo, pero ahora ya cuando salimos se revuelve y se retuerce si lo llevo así porque quiere ver qué pasa detrás de él. Sin embargo, todavía la uso cuando vamos en el transporte público o cuando tengo que “platicar” con él, como en la fila del banco.

Notas:

1. Fíjense cómo la mamá de este video ajusta bien el bolsillo desde que coloca por primera vez al bebé, de forma que puede soltarlo por completo para jalar los dos extremos sobre sus hombros y formar la cruz. Esto lo logra extendiendo bien el fular desde las corvas hasta las axilas del bebé y flexionándole las piernas para que suba las rodillas y quede en la posición de ranita. Así está ya bien sentado y no tiene que sostenerlo con las manos sino sólo conservar la tensión de la tela.

2. En todos los amarres con fular tejido es muy importante conservar una tensión uniforme en toda la tela. En el video la mamá primero ajusta el bolsillo tirando de ambos bordes en sus hombros: primero el de arriba, luego la parte de en medio, y luego el borde de abajo. Para esto, ayuda tener un fular que tenga los bordes de distinto color, para distinguir cuál estamos apretando, pero esto no es indispensable.

3. Siempre hay que tomarnos el tiempo para cuidar que la tela cruce pareja en nuestra espalda, sin torcerse ni hacerse bolas; esto ayudará a evitar puntos de presión incómodos y a distribuir correctamente el peso por toda la espalda.

4. El último pase de los extremos antes de anudar atrás va debajo de las piernas del bebé; observen que cuando ella rebota al niño por última vez para apretarlo las rodillas se levantan y el bebé ya queda bien sentado.

5. Los “rebotes” antes de anudar bien todo ayudan a que la tela quede bien tensa, lo cual mejora la comodidad, pues después de anudar todo amarre tiende a aflojarse un poco. El bebé debe quedarnos lo suficientemente cerca para besar su frente.

Cruz envolvente al frente con bolsillo por fuera con fular elástico para recién nacido

Este es un nudo muy cómodo, ajustable, y sencillo de lograr para una mamá o papá que apenas comienzan a conocer a su recién nacido y tienen miedo de romperlo. Todo el cuerpo del bebé queda perfectamente soportado dentro de la cuna que forma el bolsillo, en especial el cuello y la cabeza encuentran apoyo cómodo y apropiado, con la carita vuelta hacia arriba sin obstrucciones para la vía de aire. Se puede colocar al bebé en posición de cuna para amamantar o dormir, o corazón con corazón.

Lo más importante al colocarse el fular elástico antes de colocar al bebé dentro es colocarlo liso y bien pegado al cuerpo; como si fuera una camiseta. De esta forma el bebé queda bien apoyado y seguro cuando estiramos la tela para colocarlo adentro. En caso de realizar el amarre con un fular tejido para bebés mayores, es necesario realizar el amarre con el bebé ya adentro, como en este video.