abrazo continuado

San tiene casi un año, es un bebé zen, totalmente ecuánime, me gustaría decir que llora, patalea y se queja cuando lo pongo en el piso, pero lo cierto es que desde que gatea, le da lo mismo si lo cargo en casa o lo dejo jugando, así que en los últimos meses ya no habíamos usado tanto los portabebés en casa.

Sin embargo esta última semana ha estado enfermo, entre los dientes y una gripa simplemente no lo calienta ni el sol, se achipila y quiere estar abrazado a mí todo el día. El próximo domingo nos mudamos así que he pasado mucho tiempo empacando y limpiando con el niño enfundado, lo cual de alguna forma me ayuda a recordar más vívidamente cómo me sentía hace un año, a punto de dar a luz… Nunca me imaginé cuánto me encantaría todavía traerlo pegado:

Te amo pequeño, eres lo mejor de mí.

Reunión Babywerera en la colonia Roma el 4 de diciembre de 2010

La segunda reunión de nuestro grupo de Babywearing tendrá lugar el próximo sábado 4 de diciembre de 2010 a las 11.30 am.

En esta ocasión, la reunión tendrá lugar bajo techo; nos reuniremos en la casa de té Caravanserai, ubicada en la esquina de Álvaro Obregón y Orizaba en la colonia Roma. Es un sitio cómodo, limpio y bonito, nos servirán también un rico té así que habrá un costo personal por el consumo, por confirmarse.

En esta ocasión el tema serán las precauciones básicas para elegir, utilizar, y cuidar un cargador natural; la importancia de una correcta posición, así como consideraciones de anatomía. Asimismo, inauguramos la biblioteca de cargadores del grupo, con una explicación/demostración muy práctica de los cargadores disponibles.
Por último, hablaremos de algunas cuestiones respectivas al funcionamiento mismo del grupo, incluyendo darle un nombre, definirnos bien con los días que más nos convienen para las reuniones del próximo año, etc. Por favor confirmen su asistencia y si no pueden asistir esta vez, pero les interesa participar, dejen un comentario con sus propuestas de horario y para el nombre del grupo para tener en cuenta la opinión de todos .

Envío un saludo enorme a todos y a los bebitos, espero tengan días felices y verles pronto,

Gaby.San

El rebozo o bandolera con anillos, en fotos

El cargador con anillos es un portabebés práctico, infinitamente ajustable y versátil. Puedes usarlo con tu recién nacido, con un nene mayorcito y hasta para consolar a una prescolar que se tomó muy a pecho las vacunas. Los anillos permiten dar el soporte preciso a cada zona del cuello, espalda y piernas. Además, hacen un gran trabajo para distribuir el peso del bebé en todo el torso del portador.

La hermosa Constanza duerme en un rebozo de anillos.

El mecanismo básico es simple; después de colocar al momo en la bandolera (como le llaman en España) puedes ajustar individualmente todo el ancho de la tela al tirar suavemente de la cola que sobresale del par de anillos. Es útil y sencillo aprender a llevar a tu diminuto nuevo bebé; cuando son un poco mayores y ya se puede sentar en tu cadera, resultan un salvavidas para bajarlo del coche y subirlo cuatro pisos con el súper; asimismo, es posible que un bebé que ya camina salga corriendo cuando lo quieres envolver con el fular o mei tai, y prefiera el de anillos porque le permite subir y bajar a su conveniencia cuando quiera (no cuando quiera mamá, por supuesto).

Por último, la gran variedad de telas y estilos lo convierten en un artículo precioso que pronto se torna en un objeto de amor, de arte y de recuerdos:

Nótese que algunos de los rebozos no están bien colocados, pero son los menos (y la verdad muchas veces es la foto de algún papá que se lo puso todo chueco o al revés jijiji). Lo importante es la hipnótica variedad de trapos de todos colores y bebés en todos tamaños, presentaciones y sabores.

Un simple trozo de tela

Hablemos de soltura y sencillez; lo que logra la práctica. El bebé está relajado porque conoce el proceso, y la economía de movimientos de la mamá es asombrosa. Mamá y bebé seguros y contentos. : )